Los 5 estadios de fútbol más modernos del mundo

El fútbol o balompié se ha convertido en el deporte rey en Europa estas últimas décadas; estadios abarrotados de miles de aficionados noche si y noche también en centenares de ciudades, jugadores que mueven cientos de millones de euros en los mercados de fichajes (e incluso en campañas publicitarias) y una atención constante de la prensa y la opinión pública son una de las características de este fenómeno global que se está convirtiendo en una maquina de hacer y mover dinero.

En este escenario, es evidente que todo club que se aprecie necesita un gran estadio, un templo donde albergar todas las noches de éxitos y llantos en el que miles de aficionados vivan la experiencia de acompañar a su equipo en sus aventuras.

Los 5 estadios de fútbol más modernos del mundo

Desde estadios de unos cuantos cientos de personas a auténticos monstruos con decenas de miles de asientos, los clubes han construido todo tipo de campos de fútbol a lo largo de todo el mundo, y hoy vamos a ver los 5 estadios de fútbol más modernos del mundo, auténticas maravillas arquitectónicas que harán las delicias de todo aficionado, atento a lo que viene:

Estadio Allianz Arena

El Allianz Arena alberga los partidos del F.C. Bayern München y del TSV 1860 München. Ubicado al norte de la ciudad de Münich, fue diseñado por los arquitectos Herzog & de Meuron, premiados por los premios Pritzker, y es conocido como uno de los mejores estadios del mundo. Es capaz de albergar a 75.000 espectadores y se inauguró el año 2005, con un presupuesto de construcción de 350 millones de euros.

Su mayor característica reside en su exterior, formado por 2.874 paneles romboidales de metal que se iluminan con los colores del equipo local en cada partido, creando un ambiente espectacular en cada encuentro.

Tienes una serie de fotos de este espectacular y moderno estadio en su web oficial.

Camp Nou

El Camp Nou, hogar del F.C. Barcelona, es el estadio de fútbol más grande de Europa, capaz de albergar alrededor de 99.000 personas, siendo este número ampliado cuando el estadio da lugar a eventos musicales.

Ha sido remodelado varias veces y en los próximos años pasará por una nueva reforma; sin embargo, es indudablemente uno de los mayores estadios de fútbol del mundo, albergando en sus instalaciones otro estadio para 20.00 personas donde se disputan partidos de divisiones inferiores o de hockey, entre otros, aparte de albergar varias tiendas y un museo sobre la historia del club.

Wembley

Ubicado en el mismo lugar del viejo estadio, el nuevo estadio de Wembley fue inaugurado en 2007 para albergar parte de las sesiones de los Juegos Olímpicos de Londres en 2012. Con una capacidad de 90.000 espectadores, tiene una característica: no es el estadio local de ningún club inglés, sino que se usa para disputar finales de copa y partidos de la selección de Inglaterra, a parte de dar cabida a diversos conciertos. También ha sido usado para partidos de Fútbol Americano, ¡todo un multiusos!

Estadio Nacional de Pekín

Otro estadio que albergó unos Juegos Olímpicos (Pekín, 2008) y otro estadio diseñado por Herzog & de Meuron; el “Nido de Pájaro” tiene capacidad para 80.000 personas y fue diseñado cuidadosamente para tener una acústica óptima y una protección adecuada ante los vientos de la zona.

Es más, para tener un diseño totalmente ajustado, el equipo de ingenieros usó un software especializado en diseño paramétrico, dotando al Estadio Nacional de Pekín de unas cualidades dignas de los estadios más modernos del mundo.

Estadio Nacional de Brasilia

También llamado Estadio Mané Garrincha, fue remodelado en 2013 tras la elección de Brasil como sede de la Copa Mundial de Fútbol, convirtiéndolo en un estadio capaz de albergar a alrededor de 73.000 personas. A parte de albergar los partidos del Brasilia, Brasiliense y Gama, se usa para conciertos musicales; también se usó como sede de la Copa FIFA Confederaciones 2013.

La característica más notable de este estadio y la razón por la que se ha colado en la lista es la fotocatálisis. Debido al material de la cubierta (Dióxido de titanio), sus moléculas se convierten en polvo con la luz solar, las cuales se limpian con las primeras lluvias. Esto significa que el estadio se limpia solo tras el verano, ¡increible!