Cuánto dinero mueven las apuestas deportivas

El mundo del deporte es un cosmos lleno de sentimientos, emoción y entretenimiento. El deporte es capaz de mover multitudes inmensas de gente, unir naciones y representar identidades. El deporte despierta el sentimiento de orgullo de pertenecer a un grupo: una familia que en vez de compartir sangre comparte pasiones.

Cada año, alrededor del universo deportivo se mueven cerca de 66.000 millones de euros en apuestas.

Cuánto dinero mueven las apuestas deportivas

Una auténtica barbaridad teniendo en cuenta que el dinero que circula en las apuestas legales es una diminuta parte en comparación con las cifras reales.

Las investigaciones apuntan que al año se pueden mover 750.000 millones de euros alrededor de éstas apuestas.

Es evidente que la mayoría del dinero que se mueve en las apuestas deportivas es ilegal, un aspecto relevante a tener en cuenta, puesto que dentro de la ilegalidad se disminuye la calidad de las apuestas.

Sólo en España el dinero que se mueve mediante las apuestas deportivas crece de manera impresionante cada año. El año pasado las apuestas online de España crecieron un 32% hasta superar los 238 millones de euros.

España cuenta con alrededor de 7 millones de jugadores activos de apuestas deportivas online, y éstas apuestas ya cuentan más del 55% de todo el juego online que se produce.

El éxito de las apuestas deportivas en internet se debe al hecho de que éstas apuestas son más fáciles y rápidas de realizar, puesto que hoy en día el apostador llevará consigo el aparato electrónico (los teléfonos móviles por ejemplo) que le permitan realizar las apuestas y mirar los resultados de las mismas. Los teléfonos móviles permiten facilitar el proceso de realizar la apuesta puesto que el apostador podrá hacerlo desde cualquier lugar, es seguro y la emoción que se siente es la misma.

De entre todos los deportes que existen sobre la faz de la tierra el fútbol es el más popular.

El espectáculo que se crea alrededor del fútbol tiene miles de millones de seguidores en todo el mundo, y por consiguiente, éste deporte es el que lidera las apuestas mundiales.

Gracias a las apuestas deportivas hay gente que gana mucho dinero. Estas personas siguen varias estrategias para ganar las apuestas, y a continuación os enseñaremos varios trucos para ganar las apuestas deportivas.

¡NO BAJO LOS EFECTOS DEL ALCOHOL Y DE LAS DROGAS!

El alcohol o las drogas NUNCA ayudan a tomar decisiones adecuadas y pensadas. Para realizar apuestas deportivas y ganar mucho dinero hay que tener la mente despejada y concentrada. No aceptes bebidas alcohólicas u otras drogas que te ofrezcan a la hora de apostar, pues puede ser que quieran que pierdas el dinero apostado.

¡NUNCA AL AZAR!

Enfócate en un deporte e investiga sobre las posibilidades que tienes de ganar las apuestas que realices. Es mejor reducir el campo de actuación porque podrás realizar las apuestas con mayor precisión.

Busca información sobre las casas de apuestas, pues éstas suelen tener trucos para confundir a los apostadores. Suscríbete a sitios que ofrecen información sobre los sistemas de apuestas deportivas, esta información cambiará tu forma de pensar y realizarás las apuestas de forma totalmente diferente.

EL MOMENTO ADECUADO

Los mejores apostadores apuestan justo antes de que comience el evento deportivo.

Aprovecha el movimiento que se genere en las líneas de apuestas deportivas a los momentos previos del juego para poder realizar un análisis de último momento, y apueste lo más tarde posible.

CASAS DE APUESTAS

Varios estudios sugieren que el apostador ganará mucho más dinero inscribiéndose en distintas casas de apuestas que permaneciendo en sólo una. Los apostadores activos podrán duplicar sus beneficios apostando en más de una casa de apuestas.

EN MUCHA PACIENCIA

Para el apostador, sobre todo para el novato, es esencial mantener en todo momento la paciencia. El mayor enemigo de un jugador de apuestas es la desesperación. En el mundo de las apuestas es prácticamente imposible cambiar la vida de una persona de la noche a la mañana, uno no se convierte en millonario realizando pocas apuestas.

El buen apostador será constante y observador, aprenderá de los errores e irá subiendo los escalones del mundo de las apuestas poco a poco hasta alcanzar el éxito.